Crear nuevos hábitos no es fácil!

Hace dos semanas compartí en este blog mi intención de crear una práctica constante de meditación. Compartir esta experiencia en público me haría sentir más responsable y las posibilidades de dejarlo en cuanto me encontrara con el primer obstáculo serían menores. Y el primer obstáculo estaba ahí ya esperando a los cuatro días de empezar.

Me fui de viaje a pasar un fin de semana con mi familia y no medité durante 4 días. Mi mente me decía que no tenía tiempo a solas, pero la verdad es que podría haberlo encontrado. Al volver mi mente decía que estaba demasiado cansada y tenía sueño, pero la verdad es que podría haberme ido a la cama 15 minutos más tarde sin problema. 

Tengo que confesar que esto no es lo que pensaba que iba a compartir hoy en el segundo blog. Me habría gustado poder decirte que aunque hubo momentos en los que era un poco aburrido o me costaba sentarme a meditar había resistido todas las tentaciones. Pero eso no fue lo que pasó, y me sentí mal y me salté el post que iba a escribir la semana pasada. Pero luego pensé que a lo mejor compartir la verdad sería mejor y puede que hasta útil.

Estamos tan acostumbrados a compartir nuestros logros que a veces se nos olvida lo difíciles que son algunas cosas. Y crear un nuevo hábito o asentarlo es difícil. Meditar es difícil. A veces es aburrido, otras tu mente va a toda velocidad y los 10 o 15 minutos se te hacen una eternidad. A veces es maravilloso y acabas con una sensación de calma, bienestar y de conexión contigo mismo que te preguntas por qué te cuesta tanto a veces.

Y aunque sea difícil, es TAN Bueno para ti. Hay tantos beneficios, que merece la pena volver a subirse al caballo cada vez que te caes de él.

Pero hay que reconocer que ésta no es la forma en la que hablamos u oímos hablar de crear nuevos hábitos. Vemos todos estos retos de 30 días y parece que cuando llega el día 30 has llegado a tu destino. Como una metamorfosis. Pero nuestra vida no son retos perfectos de 30 días. Después del día 30 hay otro día, y otro al día siguiente, y otro, y otro… eso sin contar todos los días de en medio en los que flaqueamos. Parece que la importancia está en hacer algo sin interrupción durante x días. Incluso si usamos una app de meditación, suelen medir nuestro progreso por los días consecutivos en los que meditamos, y si pierdes uno, vuelves a cero. 

Para mí esto no funciona, porque parece que es un todo o nada. Si pierdes un día has fallado ya. Me imagino que no es una opinion que compartiréis todos, y que a lo major a ti te resulta muy motivador el poder medir tu progreso. A mí me lo resulta cuando voy bien, pero en cuanto flaqueo me desmotiva y me incita a tirar la toalla.

Cuando empecé hace dos semanas todavía lo veía todo en estos términos, y pensaba que después de dos semanas me sentiría orgullosísima de lo que había conseguido. Después de todo, tengo bastante fuerza de voluntad cuando algo me importa. Sin embargo, no me siento orgullosa, y creo que es importante compartir esto también y ser transparente.

A lo major te preguntas qué pasó después de ese parón de 4 días. Pues la siguiente noche me senté en mi cama antes de ir a dormir, puse mi alarma en la app y seguí mi respiración con mi mente, contando, perdiendo la cuenta, contando otra vez… Hice esto cinco noches consecutivas y conseguí no tener ninguna pereza ni resistencia. Y luego perdí un día, y esta vez intenté no sentirme mal por ello, y simplemente me volví a sentar a meditar la siguiente noche.

Si he aprendido algo en estas dos semanas es la necesidad de tener compasión hacia mí misma, ser amable y sentir que no pasa nada si fallo un par de días. Cuando mi mente se encuentra con la tentación de criticarme a mí misma intento recordar que un día no es nada comparado con toda una vida, y acto seguido me recuerdo las razones por las que quiero asentar este hábito.

Así que la historia continúa, y volveré con otro post dentro de algunas semanas. Si tienes alguna pregunta o comentario o hay algo que te gustaría que compartiera, puedes dejar un comentario aquí o mandarme un mensaje.

Hasta entonces, espero que tengas un gran día!

Inma 


Inma - London Yoga Photography -3505.jpg

Te puede interesar…

Crear el hábito de meditar

Haz click aquí para leer


¿Te ha gustado? Compártelo

Inma AndresMeditación